Certificado de eficiencia energética.

domingo, 26 de enero de 2014

Parece que el retraso que llevan las administraciones en esto del certificado de eficiencia energética propicia la picaresca.

Pero como siempre, si conocemos cuales son nuestros derechos/obligaciones, es difícil que nos tomen el pelo. Es broma ¿No?.

A menudo surge la pregunta, ¿para que sirve el certificado?; Ya lo comentamos en una entrada anterior, no obstante repetimos: es fundamental para saber cual es el “estado de salud” de nuestra vivienda. Obtenemos la “etiqueta energética”.

En el caso de los aparatos domésticos ya sabemos los datos que contiene, pero en el caso de la vivienda, persigue el ahorro energético y por tanto una reducción de la factura de la energía, la garantía de un confort en viviendas y locales, y un medioambiente sano y perdurable en el tiempo libre de emisiones de CO2. Además la calificación energética sirve para negociar el valor de venta y alquiler de inmuebles.

Es significativo que la administración ha hecho público, los precios mínimos para obtener dicho certificado y una serie de actuaciones necesarias para obtenerlo:

1. Identificación del edificio o parte del edificio (si es vivienda o local) que se certifica, incluyendo la referencia catastral.

2. Indicación del procedimiento utilizado para certificar el inmueble.

3. Indicación de la normativa de ahorro y eficiencia energética que se le aplicó en su momento de construcción.

4. Descripción de las características energéticas del inmueble de: fachadas, medianeras, suelos, cubiertas, particiones horizontales y verticales, marcos y vidrios, instalaciones térmicas y de iluminación.

                                                                                                                                certif_efic

5. La letra de calificación energética del inmueble en forma de etiqueta energética.

6. Recomendaciones para la mejora de la calificación mediante actuaciones, a menos que sea técnica y económicamente inviable. Dichas mejoras se valorarán económicamente incluyendo en el certificado un análisis económico con una estimación de plazos de recuperación de la inversión en su vida útil.

7. Información para el propietario sobre dónde ampliar información e incluso ayudas para la mejora de la calificación.

8. Descripción de las pruebas y comprobaciones llevadas a cabo durante la certificación (visita al inmueble).

9. Verificación de la existencia de revisiones periódicas obligatorias en las instalaciones térmicas que lo requieran.

El Ministerio de Hacienda aprobó tarifas oficiales en 2013, para la emisión de certificados de eficiencia energética de inmuebles de la Administración pública. La tarifa mínima oficial para un inmueble de hasta 80 m²:

- Coste del certificado: 184,34 euros sin IVA.

- Trámite de registro, si se delega en el técnico: 20 euros sin IVA.

- Tasas de registro: La  tasas y tipo de registro, dependen de cada comunidad autónoma.

 

Compártelo

Deja un comentario